Legitimidad de Carabineros no repunta: estudio de Chile 21 refleja pérdida sostenida en la confianza policial con un 61% de rechazo

chevron

Los resultados de la medición también demuestran que la mayoría de los encuestados cree que las instituciones policiales en Chile no explican sus decisiones y acciones cuando se les pide (74%), discriminan según clase social (75%) y son ineficaces en el control del narcotráfico (65%), mientras el 63% considera que la mayor parte de las decisiones que toman no son justas.

El último sondeo Monitor de Seguridad de la Fundación Chile 21 pone en tela de juicio la ya cuestionada labor de las policías en Chile. Los resultados de la encuesta muestran una sostenida pérdida de la confianza y de la legitimidad policial, lo que se traduce en una marcada erosión de su desempeño.

La encuesta –correspondiente al mes de julio– evidencia que la mayoría de las personas cree que la mayor parte de las decisiones que toman las policías no son justas (63%), que no explican sus decisiones y acciones cuando se les pide (74%), que discriminan según clase social (75%) y que son ineficaces en el control del narcotráfico (65%).

Además, la mayoría de los encuestados rechaza el actuar de Carabineros (61%) y se tiene la percepción de que aceptan sobornos (38%).

“Ello redunda en que, para los habitantes de nuestro país, la policía chilena no encarna los valores con los cuales se identifican (52%). Asimismo, la encuesta revela que, a pesar de la implementación del plan cuadrante que ha significado una importante inyección de recursos para Carabineros, el 77% de la población opina que la policía uniformada no se coordina nunca o casi nunca con los vecinos de su barrio”, detalla el estudio.

Es importante destacar que en cada uno de estos ítems, se reportó un aumento en comparación con la medición anterior. Es así como, por ejemplo, se registró un alza de siete puntos respecto de quienes afirman que nunca o casi nunca las policías controlan el tráfico de drogas y las bandas de narcotraficantes.

También hubo un aumento de siete puntos en la percepción negativa respecto de quienes afirman que nunca o casi nunca las policías detienen a los delincuentes, y en lo que se refiere al trato de las policías a las personas independientemente de su condición socioeconómica, se registró una subida de 7%.

Pero el aumento más importante fue en el apartado de quienes perciben que la policía no explica sus decisiones cuando se les pide (14%).

El estudio muestra, al igual que la medición pasada, que en Chile se está produciendo un quiebre generacional respecto de la legitimidad y la confianza policial, evidenciándose una desaprobación mucho más marcada sobre el actuar policial en los segmentos más jóvenes.

Chile 21 también concluye que, pese a las medidas de confinamiento y toque de queda en el marco de la emergencia por el COVID-19 –lo que ha generado una alta presencia policial y militar en las calles– un porcentaje importante de la población considera que después de la pandemia la situación de seguridad se ha mantenido igual o ha empeorado (81%).

RESULTADOS-JULIO-Seguridad-Ciudadana-y-Evaluación-Policial