Covid-19: Dónde estamos y hacia dónde vamos.

chevron

Por Paula Solar, moderadora del ciclo de salud pública de Chile 21 y el Hospital Clínico de la Universidad de Chile. Es académica Universidad SEK y directora Ejecutiva Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia.

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES EN EL CICLO DE SALUD PÚBLICA (AQUÍ)

El 29 de abril se realizó un webinar organizado por el Hospital Clínico de la Universidad de Chile y la Fundación Chile 21. Dicho webinar contó con la participación de la infectóloga Jeanette Debanch y Juan Carlos Said Médico y Máster en Salud Pública.

Moderando este webinar, donde analizamos desde donde vino este virus, cómo se transformó en pandemia y que es lo que viene en el corto plazo, refuerzo que existen mas incertezas que certezas. Actualmente estamos tomando decisiones con muy poca información, en lo que parece un experimento en tiempo real sobre el impacto de las políticas públicas en el manejo de una pandemia de estas características. Sin embargo, con el tiempo han aparecido certezas que debemos tomar en cuenta para tomar decisiones política sobre esta pandemia y sobre el futuro de nuestro sistema de salud. Algunas de ellas son:

Implementar una buena capacidad de testeo de casos excepcionales para monitorizar posibles crisis sanitarias a futuro: La rápida respuesta de China, permitió tener una alarma sobre este virus con tan sólo 40 pacientes, como comentó la Dra. Jeanette Debanch.

Creación de un sistema rápido y oportuno que brinde protocolos de ayuda a población vulnerable ante una crisis sanitaria: Tal como mencionó el Dr. Juan Carlos Said, ante una crisis sanitaria tenemos la población clínicamente vulnerable (que puede ver su salud mas comprometida) y una población socialmente vulnerable por su condición laboral y socio-económica. Si no ponemos atención a esto, podemos tener un nuevo y exacerbado estallido social.

El Covid-19 es un antes y un después a nivel social, educacional, de salud y afecta a la sociedad en todos los niveles posibles. Existirán cambios radicales, y necesarios, en como tratamos a nuestros pacientes, en telemedicina, en seguimiento de enfermos crónicos, incluso en la gestión de cómo se monitorean las defunciones en nuestro país. Veremos cambios trascendentales en educación y trabajo, donde el teletrabajo y la teleducación serán actores relevantes en el nuevo orden mundial. Efectos que esperábamos ver a futuro por la revolución tecnológica en educación salud y trabajo, llegaron rápidamente y de forma obligada al presente producto de esta pandemia. Por otro lado, tal como mencionó el Dr Juan Carlos Said, las licencias médicas extendidas durante esta crisis, nos estarían conduciendo a la necesidad de un seguro único de salud, y a un aumento del gasto público en salud a todo nivel. Hoy mantener un centro de salud es mucho mas caro que antes, debido a las necesidades de esterilización, limpieza y aislamiento. Todo ello llevará a que los costos del sistema sólo vayan en aumento, mas si esperamos que eventos como este se repitan en el futuro. Tal como mencionó la Dra Jeanette Debanch, el mundo globalizado e hiperconectado, las infecciones emergentes, e incluso la resistencia a los antibióticos llevarán a la repetición de este tipo de eventos en el futuro.

Finamente es importante relevar el rol que ha tenido la comunidad científica en esta crisis. Es de esperar que este rol se mantenga en el futuro, donde exista una mayor colaboración entre grupos de investigación. El aporte de grupos multidisciplinarios que analicen el comportamiento de las crisis, modelen su comportamiento, sean capaces de predecir como se seguirán comportando, y contribuyan a la protección, testeo, nuevos tratamientos y vacunas, es de enorme importancia. Recordemos que una crisis sanitaria no solo golpea en la salud, golpea en el trabajo, golpea las relaciones sociales, las relaciones internacionales entre los países, la educación, la matriz productiva y la economía… entre otras cosas.